Mostrando entradas con la etiqueta chocolate. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta chocolate. Mostrar todas las entradas

jueves, 26 de febrero de 2015

BIZCOCHO DE CALABAZA Y CHOCOLATE CON FORMA DE CORAZON

Este otoño me regalaron una calabaza, y estuve haciendo varias recetas, como estas Empanadillas de Calabaza y esta rica Crema de Calabaza.

Ahora le toca el turno al punto dulce, con un BIZCOCHO DE CALABAZA Y CHOCOLATE.



La idea es de las chicas de Kanela y Limón, que el año pasado me dejaron con ganas de hacerlo, así que en cuanto me vi con la calabaza en mis manos me dije... "De este año no pasa". Fue para Halloween, con un cortador en forma de calabaza. Pero no quedé contenta con el resultado. No por el sabor, que quedó riquísimo, sino por el dibujo, que se perdió al hornearlo...
Así que me pareció que San Valentín era na buena ocasión para repetir... Sobre todo, porque me había quedado puré de calabaza para otro bizcocho, y estaba esperándome en el congelador...

En primer lugar, deciros que uno de los ingredientes es bizcocho de chocolate previamente hecho. Podéis hacerlo en casa o podéis comprarlo hecho si no os da tiempo de hacerlo antes (yo opté por esta opción).

Además, necesitaréis un cortador bonito para sacar el dibujo de dentro del bizcocho. 

Dicho esto, necesitaréis:
- bizcocho de chocolate
- cortador de galletas
- 100 gr. puré de calabaza
- 100 gr. mantequilla
- 100 gr. azúcar
- 3 huevos
- 150 gr. harina
- 10 gr. levadura química (tipo Royal)
- colorante naranja (opcional)

Primero hacemos el puré de calabaza. He troceado la calabaza y con una pizca de sal la he puesto 4 minutos en el microondas a máxima potencia. Con 150 gr. de calabaza cruda me han salido unos 100 gr. de puré.

Mientras se atempera, vamos cortando el bizcocho de chocolate con el cortador elegido. Yo compré el bizcocho que viene preparado para hacer tartas, que al ser tres planchas finas me pareció muy cómodo para cortar.


He utilizado tres planchas.

Reservamos, ponemos el horno a 160ºC y comenzamos a preparar el bizcocho de calabaza. 

Primero batimos la mantequilla y el azúcar juntos hasta que la mezcla blanquee.


Añadimos los huevos, de uno en uno y mezclando bien cada incorporación.


Ahora la mitad de la harina, que a mi me gusta tamizar siempre.


Se incorpora el puré de calabaza. Si es de un naranja muy pálido, podemos añadirle colorante alimentario para darle "alegría" y que el bizcocho quede de un naranja inconfundible.

Añadimos por último el resto de harina con la levadura.

La primera vez que hice esta receta, en el molde de bizcocho puse una primera capa como de 1 cm. de masa de bizcocho, y después los recortes de bizcocho de chocolate. Pero el bizcocho subió y con él las calabazas, y quedó regulín...



Así que esta vez he pensado aprovechar ese efecto con los corazones...

Vertemos el  resto de la masa en el molde, e introducimos al horno unos 50 minutos (dependerá de cada horno).

Cuando esté listo (si le pincháis una aguja de cocina saldrá limpia) lo dejamos enfriar unos 15 minutos.

Desmoldamos y dejamos que siga enfriándose sobre una rejilla.

Y ya sólo queda servirlo y comerlo cuando nos apetezca. Aunque éste bizcocho tenía un destino muy especial, ya que nos fuimos de finde a Sevilla a casa de mis cuñados.



La única pena es que al trasladarlo se abrió un poco por el centro...

Os recomiendo hacerlo, porque sale riquísimo!!


¡Besitos!



miércoles, 31 de julio de 2013

MOUSSE DE CHOCOLATE CON FRAMBUESAS, DE LORRAINE PASCALE

¿Cómo va ese verano? El mío fenomenal. Después de las vacaciones en la playa he dejado que el blog descanse un poquillo más, mientras buscaba nuevas ideas para enseñaros...

Justo hoy hace un mes de mi última publicación: el Reto Cocinillas de Junio. Y aprovechaba para despedirme por unos días...

Hoy vuelvo por el mismo caminito... Os presento el Reto Cocinillas de Julio:


Una riquísima mousse de chocolate... ¡¡¡Hmmm!!!


Todavía me estoy relamiendo. Y es que esta receta lleva en su mayor parte chocolate con una intensidad del 70%.... Insisto... ¡¡¡Hmmm!!!

Pero os cuento cómo la he hecho. 

Los ingredientes lo primero.


En la receta original Lorraine utiliza tres huevos medianos, nata para montar y 50 gr. de frambuesas. Además, las tres cucharadas de azúcar son de una azúcar especial para repostería, que es muy fino, para que no se note el grano. Pero se puede utilizar azúcar glas.

Los huevos conviene sacarlos un rato antes de la nevera, para que las claras monten mejor. Tienen que ser muy frescos, ya que toda la receta va en crudo.

En cuanto al chocolate, encontré uno de Valor Postres 70%. Y para la parte de chocolate con leche, el de Nestlé de toda la vida...


En un cazo vertemos la nata. Yo he utilizado nata de cocinar, que es un poquito más ligera. Con la de montar imagino que quedará una mousse más densa y cremosa.

Lo ponemos a fuego medio-bajo y esperamos a que empiece a salir vapor.

Mientras separamos claras de yemas, y reservamos éstas.


Montamos las claras a punto de nieve hasta que queden bastante firmes pero aún un poco flojas. Lorraine le llama el punto "sombrero de Noddy". Si alguien ha visto los dibujos de Noddy ya sabéis cómo es ("Ya viene Noddy, ¡¡Noddy!!"). Si no, se trata de un duende, así que la idea es un gorrito de duende con la punta caída un poco hacia abajo...

Os pongo esta foto para que cojáis la idea (aunque al ser todo tan blanco no conseguí que mi cámara enfocase bien)


Mientras, controlamos el cazo con la nata.

Si ya humea, apartamos del fuego y añadimos el chocolate troceado. Dejamos sin remover unos cinco minutos.


Volvemos con las claras...

Ahora añadimos una cucharada de azúcar. Yo al final he utilizado azúcar glas. Batimos y ya se ponen brillantes y firmes.


Cuando está bien integrado el azúcar añadimos la cucharada siguiente, e igual con la tercera.

Ahora sí removemos la nata y el chocolate con una buena espátula o lengua, hasta que estén totalmente integrados.


Añadimos las yemas y movemos hasta que quede uniforme.


Vertemos una cucharada de chocolate a las claras montadas, y mezclamos con suavidad, para que se aflojen un poquito.

Poco a poco vamos incorporando el chocolate a las claras, con movimientos envolventes para que no pierda el aire que hemos introducido al batir y que no se baje.


Vertemos en vasitos, moldes, tazas... lo que queráis.


Y ahora, hay que esperar un poco a que se enfríe, o las frambuesas se os irán para el fondo. O las podéis añadir para luego encontraros con la fruta dentro de la mousse, que es lo que yo hice.



Para evitar riesgos innecesarios, se pueden colocar las frambuesas al sacarla del frigo, donde debe estar una media hora mínimo.

Espolvoreamos con azúcar glas justo antes de servir, ya que si lo hacemos antes se va introduciendo rápido en la mousse y desaparece de nuestra vista.



Ya sólo queda lo mejor... ¡¡¡Comérsela!!!


¿Qué os ha parecido? ¿A que es bien sencilla y fácil de hacer?

Como en cada reto, aquí tenéis el resto de blogs que han participado en el de este mes. No dejéis de visitarlos, porque es genial ver cómo cada persona modifica la receta en base a sus gustos... O por si os viene mejor otra versión.


¡¡Besitos!!

viernes, 26 de abril de 2013

GALLETAS DE CACAO Y RON

La semana pasada nos reunimos las amigas de las facultad para celebrar el cumpleaños de una de nosotras. Y lo mejor de todo es que las cinco pudimos quedar...

¿Cómo no hacer unas galletas para celebrar una ocasión así?


Así que dada la ocasión, unas pastas de cacao y ron me parecieron lo mejor para la ocasión.

Para hacerlas utilicé los siguientes ingredientes:



En primer lugar, mediante batidora o robot de cocina, trituramos los frutos secos con el azúcar.

Para esta ocasión, utilicé cacahuetes, para darles un toque más crujiente. No sé si sabéis lo beneficiosos que son los frutos secos para nuestro corazón, ya que ayudan a controlar el colesterol. Además, los cacahuetes tienen azufre, una gran ayuda contra las infecciones respiratorias, y vitamina E y silicio, que ayudan a mantener la fiel firme.

También se pueden utilizar almendras, avellanas, nueces, o una mezcla de los frutos secos que queráis.

Se os tiene que quedar una especie de harina gruesa:




En un bol ponemos la harina y el cacao tamizados. Le incorporamos la mezcla anterior, la mantequilla (troceada), el ron y una pizca de sal (ojo si son frutos secos con sal...).

Mezclamos con la mano hasta que pasa de una textura de miga a formarse una masa bien ligada:
  


Envolvemos en film de cocina y dejamos reposar en frío durante al menos 20 minutos.

Para hornear las galletas, sacamos bolitas de la masa, del tamaño de una nuez.

Las colocamos sobre la bandeja del horno, donde se hornearán durante 15 minutos a 180ºC.



Luego hay que dejarlas reposar en una rejilla.

Estas galletas están más buenas de un día para otro, así que es conveniente dejarlas un par de días en un recipiente hermético antes de presentarlas.

Ya sólo queda prepararlas para darle a cada una su paquete...


...Y salir a la calle a reunirnos de nuevo las cinco!!!

¡¡Os quiero, chicas!!

¡¡Besitos!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...