lunes, 4 de noviembre de 2013

COOKIES DE CHOCOLATE CON PEPITAS DE CHOCO, ARANDANOS Y PIÑONES

El viernes pasado Rafa y yo amanecimos un poco regulín... La garganta irritada, tosiendo, estornudando... Vamos, resfriados.

El caso es que a la hora de desayunar no me apetecía mi pan con aceite de todos los días. De vez en cuando cambio el aceite por mantequilla, y si me envalentono y algún finde preparo un desayuno relajado con mesa bonita y todo eso, entonces ya me desato y le pongo a la tostada una poquita de mermelada o si lo he pensado con tiempo compro croissants...

En general, para desayunar no me va el dulce.

Pero ese viernes, me quedé mirando la despensa en busca de algo... que no había, claro. Me apetecían cookies... Pero nada, al final, lo de todos los días...

Mientras desayuno suelo actualizar el correo en el móvil, por si hay algo interesante o que tenga que responder... 

Lo de siempre... Y lo de siempre, entre otras cosas, incluye la suscripción al menú diario de la Escuela de Cocina Telva. Lo abro, primero... segundo... postre... "Cookies de Chocolate"... ¡Espera! ¿Qué? Esto es... ¡¡Mandato Divino!!

Y ni corta ni perezosa, y coincidiendo con que no me faltaba ningún ingrediente, me puse a hacerlas... 



Esta vez no os puedo poner el paso a paso, porque con el resfriado, bastante tenía con no despistarme con los ingredientes (que me costó, me costó...). He hecho alguna foto con el móvil, pero están regulín...

Por supuesto, he adaptado la receta original (que podéis ver aquí) a los ingredientes de mi despensa y a mi gusto (harina integral...). Ya que las perlitas de chocolate no llegaban al peso, añadí unos restos de piñones y arándanos que andaban por ahí (sugerencia también de mi madre, con la que hablaba por teléfono mientras me decidía a hacerlas...).

Así que aquí tenéis los ingredientes de mis Cookies de chocolate con perlitas de chocolate:

- 225 gr. mantequilla en pomada
- 120 gr. azúcar moreno
- 100 gr. azúcar blanco
- 1 cucharada de esencia de vainilla
- 2 huevos
- 285 gr. harina integral
- 50 gr. cacao en polvo (Valor)
- 1 cucharada levadura química
- 10 gr. sal
- 100 gr. perlitas de chocolate
- 25 gr. arándanos deshidratados
- 25 gr. piñones crudos.

Lo primero, batir un poco la mantequilla con las varillas

Le añadimos el azúcar moreno y batimos. Luego el blanco, y seguimos batiendo.

La esencia de vainilla, y batimos.

Los huevos uno a uno, y batiendo para incorporarlos bien

Unimos los ingredientes en polvo: harina, cacao, levadura y sal, y vertemos sobre la mezcla de la mantequilla, poco a poco, tamizándolo. Para incorporarlo todo bien he utilizado una lengua o espátula.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Picamos los arándanos por un lado y los piñones por otro.

Incorporamos a la masa las perlitas de chocolate, los arándalos y los piñones, mezclando con la espátula.



En la bandeja del horno, sobre papel de horno o una hoja de silicona (la mía, casualmente, la compró mi suegra en la Escuela de Cocina Telva...), vamos colocando bolitas, como de una cucharada o media, según el tamaño que busquemos.

Horneamos a 180ºC, unos 12-15 minutos.

Cuando sacamos la bandeja del horno, las dejamos reposar un pelín en ella, como 5 minutos, y ya las pasamos a una rejilla a enfriar.


Y seguimos con la siguiente hornada...

Salen muy ricas.

Después de comer, nos tomamos una infusión de menta, por aquello de que es buena para los resfriados, acompañada de algunas cookies... Y es que el chocolate le va a la menta genial!



Bueno, ¿habéis visto qué fácil es ponerse y hacerlas?

¿Os animáis?

¡¡Besitos!!

jueves, 31 de octubre de 2013

RETO COCINILLAS OCTUBRE - LASAÑA VEGETARIANA

De nuevo el último día del mes. Así que toca Reto Cocinillas.

Este mes, receta salada. La elegida por mayoría fue la Lasaña de Calabaza y Batata con Salvia, Piñones Tostados y Nuez Moscada...


La verdad es que hay veces que parece que todo está en contra de nosotros, que no podemos terminar las cosas, que todo se vuelve más difícil o sale mal...

Pues eso precisamente es lo que me ha pasado a mi con este plato.

Primero, una se planifica cuándo lo va a hacer... Y esa fecha se fue retrasando... Luego no encontraba la mitad de los ingredientes... Ni siquiera en grandes superficies...  Luego, cogí un resfriado tremendo que me ha durado una semana y que todavía me tiene un poquillo "despistá"... Te metes en la cocina, pones la verdura a hervir y cuando vas a hervir la pasta cortan el agua... Y cuando ¡¡¡por fin!!! te pones con la receta,  te encuentras con algo tan tonto como que casi todas las placas de lasaña que compraste vienen rotas....  

Llegado ese punto, o tiramos la toalla o tiramos"pa'lante"

Así que adelante... Con una especie de Lasaña Deconstruida...



Entenderéis que esta vez me he visto obligada a tunear la receta, ya que no encontré batata ni salvia. La primera la cambié por boniato... La salvia... Insustituible... pero al final puse orégano.

Os digo los ingredientes de la receta original y cómo hacerla...

Queso Parmesano
50 g miga de pan seco (natural)
600 g batata y calabaza para hacer puré
4 ramitas de romero fresco
12 hojas de salvia
Aceite de oliva
12 hojas de lasaña (yo he aprovechado y he comprado pasta verde...)
100 g piñones tostados
75 g hojas espinacas baby

Salsa Blanca:
100g Queso Parmesano
Un trozo de 2 cm de jengibre fresco
600 gr queso Ricotta
2 yemas de huevos medianos
Un pellizco de nuez moscada recién rallada

Ensalada:
3 cucharadas AOVE (aceite de oliva virgen extra)
1 cucharada vinagre balsámico
Un pellizco mostaza inglesa en plovo (opcional)
1 bolsa de rúcula salvaje
Sal y pimienta negra recién molida

Precalentamos el horno a 220°C.
Ponemos agua a hervir para hacer el puré de verduras.
Mientras esperamos, rallar el queso Parmesano fino para la parte de arriba, vertemos en un bol con el pan y reservamos.
Cuando el agua haya hervido, esparcimos la calabaza y la batata en una olla grande, con una pizca de sal y vertemos el agua hasta cubrirlo. Ponemos la tapa, llevamos de nuevo a ebullición, y entonces dejamos que hierva unos 15-20 minutos hasta que esté suave.
Volvemos a hervir agua. Mientras esperamos, rápidamente preparamos las hierbas para después. Recorrer las ramitas de romero hacia abajo para que se suelten las hojas, cortarlas con las hojas de salvia y apartar en un bol pequeño.
Verter el agua en una olla grande, añadir unas gotas de aceite, deslizar las hojas de lasaña y dejar cocinar 5 minutos (como no hay mucho líquido en este plato, las hojas de lasaña necesitan precocinarse un poco incluso si es “lasaña precocida”)
Mientras, preparar la salsa blanca. Rallar el queso Parmesano fino y pelar y rallar el jengibre. Colocar ambos en un bol mediano, añadir el queso Ricotta, las yemas y la nuez moscada, salpimentar, mezclar y apartar.
Una vez que las hojas de lasaña se han cocido 5 minutos, escurrirlas y colocar de nuevo en la olla. Añadir un poco más de aceite y remover suavemente para que se cubran de aceite y no se peguen.
Comprobar que las verduras están suaves y tiernas. Escurrirlas bien y volver a colocarlas en la olla. Aplastarlas con un chafador hasta que el puré esté suave y añadir sal y pimienta al gusto.
Ahora preparar la lasaña en la fuente de horno, colocada en una bandeja de horno. Extender la tercera parte del puré de verdura en la base del plato. A continuación, colocar una tercera parte de hierbas, piñones y hojas de espinacas encima. Entonces, colocar cuatro hojas de lasaña encima, recortando si hace falta para que encaje. Extender una tercera parte de la mezcla de Ricotta.
Repetir dos veces más, obteniendo tres capas, y por último, esparce la mezcla de Parmesano y pan por encima. Hornear unos 15-20 minutos. Mientras se hace, preparar el aderezo de la ensalada simplemente mezclando el aceite de oliva, vinagre balsámico, mostaza en polvo (si se usa) y mezclar en un bol pequeño.
Cuando la lasaña esté lista, la pasta se notará suave al pincharla con un cuchillo y la parte de arriba estará crujiente y dorada. Cortar en porciones, levantar cuidadosamente cada porción y servir con rúcula salpicada con el aliño.

Aquí tenéis los tres rellenos de la lasaña...



En mi versión, hemos utilizado boniato en lugar de batata.
Orégano en lugar de salvia.
Un poco menos jengibre del que se indica, que le da un punto picantillo muy bueno.
A la hora de hacer puré le puse a la verdura media cucharada de mantequilla para que quedara más cremoso y manejable.
En lugar de 600 gr. de queso Ricotta 500 gr.
Como resulta una receta muy consistente, le puse la mitad de la cantidad de piñones, y éstos al natural, muy picaditos...
No le puse pan rallado en la parte superior (con tanto lío me despisté).
Y empecé la lasaña por una capa de pasta y no con la verdura...
Finalmente, no puse ensalada para acompañar. De verdad que aunque sea de verduras, con tantísimo queso es muy contundente... Yo diría que este plato es para más de cuatro raciones; al menos seis (y eso que la que hice llevaba poquísimas hojas de lasaña...)

Pero el sabor nos ha encantado. Diferente. Un éxito seguro si te gustan las verduras.



Y como en todo, cada uno le puede dar su toque diferente. Aquí tenéis al resto de participantes en el reto de  este mes con sus distintas versiones de la misma receta:







¿Os animáis a hacerla?

¡¡Besitos!!



miércoles, 30 de octubre de 2013

GALLETAS DE CHOCOLATE PARA HALLOWEEN

Corre, corre, que llega Halloween y no nos da tiempo a preparar galletas...



Por eso esta vez hemos hecho  las galletas de chocolate. Un forma rápida por si no hay tiempo de pararse a decorar con fondant o glasa...

Lo primero, los ingredientes:

- 115 gr. mantequilla (a temperatura ambiente)
- 115 gr. azúcar glas
- 1 huevo (a temperatura ambiente)
- 200 gr. harina
- 30 gr. cacao en polvo
- 1/2 cucharadita bicarbonato
- 1 pizca de sal

Troceamos la mantequilla en trocitos para que sea más fácil deshacerla, y batimos. Añadimos el azúcar glas, y mezclamos hasta que se haga una pasta homogénea. Abrimos el huevo en un cuenco aparte (por si caen trocitos de cáscara...), incorporamos y batimos hasta que todo esté bien integrado.

Por otro lado, mezclamos la harina, el cacao, el bicarbonato y la sal. Vertemos sobre la masa anterior, en varias veces, tamizándolo bien antes.

Podemos incorporar con una lengua o espátula.

La masa quedará más o menos así


Envolvemos en film de cocina y guardamos en la nevera para refrigerar la masa, mínimo una hora.

Pasado ese tiempo, estiramos y cortamos las galletas, y las dejamos de nuevo en el frío como unos 10 minutos, mientras se va calentando el horno.



Cocemos a 150ºC unos 20 minutos.

Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Una vez frías, tenemos varias opciones.

Las podemos dejar tal cual.


Que queremos meternos un poquito más a fondo... Pues derretimos chocolate negro, en el micro por ejemplo (en golpes de 30 segundos, para ir moviendo, viendo cómo va y que no se nos queme...), colocamos las galletas sobre la rejilla y vertemos con cuidado en chocolate sobre ellas... 


Que tenemos tiempo para sacar el fondant o la glasa, pues les hacemos los ojitos a nuestros murciélagos...

Y ya de paso, decoramos las calabazas y las lápidas.. ¿no?


De momento, en casa han tenido mucho éxito las tres versiones. ¿Cuál es la vuestra?

¿Os animáis a hacerlas?

¡¡Besitos!!


Estoy enlazando este post a Personalizacion de Blogs Fiesta 38

domingo, 27 de octubre de 2013

EL BLOG HA SIDO PREMIADO

Hace unas semanas, Pilar, de Cien Botones, me comentaba en una entrada que había premiado este blog. Os recomiendo que entréis a visitar su blog, porque no sólo cose. Tiene unas manos de artista... En su blog verás desde ropa que ella hace, colchas, punto y bordados... hasta restauración de muebles, e incluso una caseta de perros hecha con palets!

Se trata del premio Liebster Blog.

Es un premio que ya recibí con anterioridad. E incluso una segunda vez, que rechacé porque creía que no se podía recibir dos veces. En esta ocasión me he dado cuenta de que lo que la finalidad de este premio es dar a conocer a aquellos que nos siguen los blogs que seguimos nosotros, para promocionar aquellos que tienen menos de 200 seguidores.

¡¡Así que recibo este premio con muchísima ilusión!! ¡¡Gracias, Pilar!!


Los requisitos para este premio, son:

- Agradecer a quien te otorgo el premio.
- Responder 11 preguntas.
- Nominar 11 blogs con menos de 200 seguidor@s.
- Formular11 preguntas para las nominadas.

 1- ¿Qué te impulso a crear un blog?
Por un lado, en mi empresa se hizo un ERE (tiempo libre) y  mes y medio después perdí a mi padre. Mi madre y mi amiga Susana (tocaya y comadre) me animaron, y de ser algo para ocupar mi tiempo y mi cabeza pasó a ser un proyecto muy ilusionante, en el que no dejas de aprender y de conocer a gente nueva con blogs interesantísimos.

 2- ¿Por qué escogiste ese nombre para el blog?
Siempre me han gustado las infusiones. Y siempre había pensado que si ponía un negocio o algo le pondría "Té con limón y canela"...

 3- ¿Cómo describirías tu blog?
Básicamente es un blog de cocina. Aunque también hay algo de manualidades (no todo lo que yo quisiera...) y hasta un poquito de mi vida.

 4- ¿Cuanto tiempo llevas con el blog?
Publiqué mi primera receta el 6 de diciembre de 2012, así que casi unos 11 meses.

 5- ¿Cuanto tiempo le dedicas a tu blog?
No lo sé. No tengo una rutina establecida. Según voy haciendo cosas las traslado al blog. Si me cunde mucho y hago muchas cosas, las guardo como borrador, así que si tengo una semana menos tiempo "tiro de archivo".

 6- ¿Cuál crees que es la audiencia de tu blog?
La mayoría deben de ser mujeres, ya que la mayoría de personas que comentan y/o siguen el blog son chicas.

 7- ¿Qué te aporta tener tu blog?
Por un lado es una satisfacción hacer algo en tu casa, con tus manos y con cariño, para los tuyos, compartirlo y ver que hay personas a quienes les interesa.
Por otro lado, conocer al personas a través de la blogosfera me encanta. No sé, se coge como un cariño especial...

 8- ¿Un libro tradicional o en ebook?
¡¡Ufff!! Ésta es buena... De siempre, libro tradicional... Hasta que los Reyes Magos me trajeron el año pasado un ebook... No lo quería, pero me enganchó... Eso sí, donde veraneamos me he sacado el carnet de la biblioteca, para seguir tocando y oliendo el papel mientras leo.

 9-  Un sueño
¿Uno sólo?

10- ¿Que le pides a una persona para que sea tu amig@?
Honestidad y sencillez. No me gustan las tonterías.
Buen humor, y actitud positiva...

11- ¿Sueles seguir muchos blogs?
Pues espera que lo miro... Pues sí... :-)

Bueno, pues ahora os voy a decir los blogs con los que disfruto cada vez que entro y a los que me gustaría premiar...

Un blog de cocina que me encanta

Cocina con un toque francés muy especial

3.- Pilicose
Una artista del hilo y la aguja

Cocina, costura... Unas manos maravillosas

Estilo y mucho gusto decorando galletas

Consejos para disfrutar de la vida

DIY para un estilo de vida eco

Pues eso: recetas riquísimas sin azúcar

Otra artista del hilo y la aguja

Un blog donde encontrar 1001 ideas Craft chulísimas

Cocina, decoración,  DIY's, libros... 


Y mis preguntas para todos ellos son.

1- ¿Por qué decidiste crear tu propio blog?

2- ¿Seguías algún blog antes de empezar con el tuyo?

3- Si crearas otro blog, ¿qué temática te gustaría seguir?

4- ¿Dedicas mucho tiempo a la semana a tu blog?

5- ¿Cuáles son tus aficiones?

6- Tres cosas que te llevarías a una isla desierta

7- Si volvieras a nacer y pudieras elegir, ¿en qué época te gustaría hacerlo?

8- Un sitio al que escaparte

9- Un libro que leerías mil veces

10- La persona que siempre tienes en cuenta a la hora de tomar decisiones

11- Aunque todavía nos queda 2013, ¿una ilusión para 2014?

¡¡Enhorabuena a todos ellos!!

Y a todos los que paséis por aquí, os recomiendo daros un paseo por ellos, que os van a gustar.

¡¡Besitos!!

viernes, 25 de octubre de 2013

CESTA DULCE PARA UNOS RECIEN CASADOS

Pues sencillamente es eso...

Una cesta dulce para unos recién casados... :-)


Recientemente estuvimos de boda. Como los novios se van a vivir fuera, pasaron la noche en un maravilloso hotel. Y queríamos que tuvieran algo especial... Algo además de todos los detalles que les esperaban por cortesía del hotel... Algo que les diera la bienvenida a su vida de casados de forma más personal...

Así que hablamos con el hotel (para no solapar ideas, básicamente), y quedamos con ellos en entregarles la cesta un par de días antes...

Una vez confirmado que podíamos entregarla, la parte más divertida... ¡¡Comprar las chuches!!

Para que todo tuviera cierta "coherencia", nos fuimos directamente a por las chuches de color rojo o rosa... Nubes, corazones y labios de gominola, moras rojas y bombones en forma de corazón envueltos en papel brillante rojo...

Yo no soy muy de chuches, pero la verdad, al verlas todas así en mi casa, casi me cuesta la misma vida resistirme...


Como os he comentado antes, íbamos a dejar las chuches en el hotel dos días antes (la boda era un sábado por la mañana, y el viernes tocaba peluquería, recoger el vestido, manicura, etc, etc...), así que pensamos que lo mejor para guardarlas eran unos tarros de cristal, bien cerrados y en los que se ve perfectamente qué va en cada uno de ellos.



Por si acaso había alguna duda, utilizamos unas etiquetas en papel craft, en las que imprimimos por un lado, con sellos en mayúsculas y tinta roja (de Holamamá), el nombre de cada chuche.


Por el otro escribimos a mano una pequeña dedicatoria relacionada con lo que había en cada tarro.

¡Ah! También pusimos un tarro pequeño con arroz... :-)

Compré tela vichy en rojo. Con las tijeras de piquillo corté unos círculos para tapar cada tarrito.


Enganché cada etiqueta a una gomita roja, y con ésta sujeté a cada tarro el redondel de tela.


Por último, un poco de Baker's Twine, liso y en crudo, para dar dos vueltas a cada tarro y rematar con una lazada sencilla.


Para presentarlo, pensé en un plato llano, cuadrado.

Como detalle final, un puro de chocolate (para él) y una piruleta de corazón (para ella).


Y una nota deseandoles felicidad. Utilizando papel verjurado blanco y Washi Tape en blanco y rojo...


Lo envolví todo en papel celofán, y lo uní arriba con cinta de raso en rojo, con otra lazada sencilla (¡de la presentación final no hice fotos!).

Y a la mañana siguiente de la boda, nos enviaron una foto, diciéndonos que les había encantado...
   

Y aquí tenéis un resumen de los materiales, por si os animáis a hacerla vosotros mismos.



¡¡Besitos!!

miércoles, 16 de octubre de 2013

CREMA DE CHAMPIÑONES

Creo que en casa somos un poco adictos a las cremas de verduras.

Se pueden tomar frías, calientes, tibias.... Solas, con guarnición.... Solucionan bastante el momento "¿Qué hay de cena?", ya que según el hambre se le pueden ir añadiendo cositas... Un poquito de queso rallado, unos taquitos de jamón, unos picatostes... O nada.

Hace poco hice crema de champiñones y había pensado en compartirla con vosotros.



El champiñón es rico en potasio (muy bueno para luchar contra la retención de líquidos), zinc (para el pelo y las uñas) y selenio (antioxidante). También tiene vitamina B5, que dicen que es buena para combatir migrañas...

Y además está muy rico: crudo en ensaladas me encanta; a la plancha... ¡¡hmmmm!!; con arroz, geniales.... 

Para hacer la crema de champiñones vamos a necesitar:


Picamos bien la media cebolla con el ajo.


Sofreímos. Preferiblemente en una cazuela de base gruesa.


Cuando esté doradito, le añadimos los champiñones (lavados y escurridos).


Cuando llevan 5-10 minutos, me gusta echarle un buen chorreón de vino blanco, de fino Montilla-Moriles, que le va fenomenal...

Movemos con cuchara de madera y cuando se haya evaporado el alcohol, le añadimos dos cucharadas de harina y volvemos a mover para que quede bien integrada.


Añadimos el caldo de verduras y dejamos que reduzca un poco. Yo tengo la costumbre de congelar el caldo que me sobra cuando hago platos como la CREMA DE CALABAZA, que necesita bastante agua para cocerse, y luego me da pena tirarla. Así que congelo ese caldo en moldes para hacer cubitos de hielo, para utilizarlo más adelante. Pero se puede utilizar un caldo de verduras  de los que se venden ya hechos. O hacerlos con las pastillas de caldo de toda la vida....

Se incorpora la leche y seguimos moviendo y esperando que reduzca.


Podéis ver en las fotos cómo ha bajado el caldo siguiendo la marca de dentro de la cazuela. Vamos, que debe reducir bastantito...



Salpimentamos y pasamos triturarlo con la batidora.

Y ya está listo para tomar.

Lo podéis poner por encima con unos picatostes, taquitos de jamón serrano, queso rallado...

Como veis no es nada complicado y es un buen primer plato para los almuerzos o plato único para cenas.

¡Que os aproveche!

¡¡Besitos!!





Este post participa en la Fiesta de Enlaces número 37 de Personalización de Blogs

martes, 8 de octubre de 2013

GALLETAS DE GELATINA

Hace tiempo que tenía ganas de hacer las Galletas de Gelatina con Pistola que hacen las chicas de Kanela y Limón, a las que descubrí al poco tiempo de empezar con este blog. Me encantan las recetas que nos traen y cómo las presentan.

Así que este verano me animé a hacerlas...


La receta que he utilizado es la misma de ellas:



Para darles ese toque tan especial, nosotros hemos utilizado:
- gelatina de sabores de frambuesa, de naranja y tutti-frutti
- colorantes alimentarios verde, azul, naranja y amarillo (los utilicé líquidos, en pasta y en gel, y el resultado fue prácticamente el mismo)
- esencia de vainilla, de caramelo y de algodón de azúcar

En primer lugar, batimos la mantequilla con el azúcar hasta que están bien integrados. Al batir tanto la mantequilla, ésta tomará un color blanquecino.

Añadimos el huevo y continuamos batiendo.

Cuando está homogénea la masa, añadimos la harina y la sal. Tengo costumbre de tamizar siempre la harina, aunque sea para galletas. No sé, no se tarda nada y me gusta cómo queda la masa...

Separamos la masa en porciones de 100 gr. Para cada porción vamos a necesitar 20 gr. de gelatina.

Lo suyo es que la gelatina que utilicemos coincida con el color y la esencia... Por ejemplo, una vez bien mezclada la gelatina de naranja con la masa, le añadimos colorante naranja. Si hubiese tenido esencia de naranja o agua de azahar le habría puesto una poquita, pero esta tanda la dejé al natural.

Así seguimos coloreando (digo "seguimos" porque Rafa me ayudó tanto que creo que las galletas las hizo él en un 90%...) el resto de masas: azul, verde, amarillo...

Ahora le añadimos la esencia. Por ejemplo, para la amarilla  he utilizado la vainilla, para la natural, caramelo, y para las azules, esencia de algodón de azúcar. 



Como hay gran cantidad de masa, dejamos una porción sin colorear.

Y también otra dividiendo la masa en dos, coloreándolas por separado y uniéndolas sin homogeneizar...

Utilizamos la pistola con la plantilla en forma de estrella, y vamos horneando por colores, 12 minutos a 160ºC.


Muy importante, por un lado no utilizar papel de horno ni engrasar la bandeja.

Por otro lado, hay que vigilar que no se doren. Con la masa verde, por ejemplo, me relajé. Utilicé otra plantilla (en forma de corazón) y se hicieron un pelín antes. Buenas están, pero mirad en la foto cómo se ven los bordes un poco marroncitos...



Por lo demás, todo fenomenal.

Dejamos enfriar en una rejilla... Y listas. Con ese toque de "crujiente" especial que les da la gelatina...

Las hicimos para Santa Ana. Como tenemos varias "Ana's" en la familia, que además cumplen años (las dos) ese mismo día, las preparamos medio monas y se las llevamos.



Con otras poquitas que nos quedaron (salen muchísimas) nos hicimos una merendilla...


Eso sí, cada uno con sus gustos... Rafa con un vaso de leche fría... Y yo con mi té (esta vez frío...)



¡Animáos a hacerlas, que son muy divertidas y están riquísimas!

¡¡Besitos!!




Esta entrada participa en la Fiesta de Enlaces de Personalización de Blogs, que podéis ver aquí
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...