Mostrando entradas con la etiqueta san valentin. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta san valentin. Mostrar todas las entradas

miércoles, 2 de marzo de 2016

TRUFAS DE CHOCOLATE PERSONALIZADAS

Hoy os traigo una receta que gusta a todo el mundo: TRUFAS DE CHOCOLATE.

Hace unos años hice bombones para un cumpleaños de Rafa, e intenté hacer un sello tipo lacre para decorarlos, y no conseguía cogerle el punto al chocolate.

Así que cuando vi esta receta de Sandra Mangas me dije "tienes que hacerlas". Me gustan mucho sus recetas, porque están siempre muy bien explicadas y el resultado queda a la altura de las expectativas.



Me parecieron perfectas para Rafa: le encanta todo lo que sea personalizado y lleve sus iniciales. No me pude resistir...



Además, me quité la espinita de los bombones que os contaba al principio a los que no les pude marcar la inicial...



Para hacerlas he utilizado:
- 250 gr. chocolate negro para postres
- 200 ml. de nata para montar
- 50 gr. mantequilla
- 1 pizca de sal
- cacao puro en polvo, para espolvorear
- 1 cucharadita de canela en polvo (opcional)
- sello de lacre para personalizarlas (en este caso, si entráis en la web de Sandra veréis que tenía en casa el mismo lacre).

En un cazo, ponemos la nata a calentar a fuego medio, para que no hierva. Añadimos la pizca de sal.

Una vez caliente, retiramos del fuego y añadimos el chocolate troceado, y removemos hasta que se haya disuelto en la nata.


Añadimos la mantequilla, y removemos igualmente hasta que se haya integrado.

Añadimos la canela y removemos nuevamente. Si preferimos, podemos añadir otra especia, o un chorrito de licor.



Pasamos a un tupper, y dejamos enfriar a temperatura ambiente, para pasarlo a la nevera cuando no esté caliente. La idea es que se pueda manejar y moldear bien.

Si hace calor (como me pasó a mi), habrá que ir enfriando cada vez que veamos que el chocolate se ablanda y se pega a las manos.

Con una cucharita, vamos sacando porciones y con las manos hacemos una bola. 

Vamos reservando en una bandeja con papel de hornear.

Cuando estén todas, en un bol vertemos el cacao en polvo y vamos metiendo cada bolita de chocolate. Le damos un "meneito" al bol y cuando se haya cubierto la trufa completamente, pasamos a la bandeja y reservamos.

De esta parte del "proceso" no tengo ninguna foto, porque la verdad es que con las manos llenas de chocolate...

Pero de momento están perfectas así. Aunque si queréis personalizarlas, falta un paso más.

Habrá que meterlas trufas otra vez en la nevera, para que endurezcan bien. vamos sacando poco a poco, y vamos presionando con el lacre.

Esta fue la parte más complicada, porque como he comentado antes, hacía bastante calor, y aunque iba sacando trufas poco a poco, la primera muy fría, la segunda, vale, y la tercera, blanda...

Sandra recomienda meterlas como una hora en el congelador, junto con el lacre, pero a mi no me funcionó.

Lo que sí es muy importante es revisar que el lacre esté limpio entre trufa y trufa.

Y ahora, lo mejor: comérselas!!

Yo las preparé en una cajita en pequeñas cápsulas rizadas blancas.



Están riquísimas, así que os animo a hacerlas a la de ya.

Aquí podéis imprimir el paso a paso



Con esta receta participo en 



Y podéis ver la receta original en 
La Receta de la Felicidad

¡Besitos!

lunes, 18 de mayo de 2015

PIRULETAS DE CHOCOLATE

¿Qué tal un postre rápido, fácil de hacer y que queda muy mono?


Estas PIRULETAS DE CHOCOLATE son de Lorraine Pascale. Tenía muchas ganas de hacerlas, y como no terminan de salir votadas en el Reto Cocinillas, me he decidido a hacerlas yo solita....

Los ingredientes que hacen falta son:
- chocolate para postres: yo he utilizado blanco y negro. También lo hay con leche...
- frutos secos y/o fruta deshidratada y/o topping: arándanos deshidratados para las piruletas de chocolate blanco, y lacasitos para las de choco negro, pero aquí va al gusto de cada uno
- palos de piruleta o brochetas
- cintas de colores o la decoración que más o guste



Preparamos una hoja de papel de horno sobre una bandeja que quepa en la nevera.

Un truco muy sencillo para que todas las piruletas salgan iguales es utilizar una plantilla para dibujar círculos y luego darle la vuelta al papel (para que no estén en contacto el chocolate y el grafito...)


Colocamos el palo de cada piruleta en su sitio.


Picamos la fruta deshidratada o los frutos secos y reservamos.

Derretimos el chocolate, bien al baño María o en el microondas. En las tabletas de chocolate suelen venir las instrucciones. En cualquier caso, si lo hacéis en el micro, es preferible en pequeños golpes de 20 ó 30 segundos, removiendo cada vez y asegurándonos de que no se queme el chocolate.

Con una cuchara extendemos sobre cada círculo el chocolate fundido.



Y una vez está con la forma bien dada, esparcimos por encima los arándanos deshidratados...


O los Lacasitos (TM)....



Si os queda un chorretón como me ha pasado con el chocolate blanco, es preferible retirarlo una vez se haya endurecido el chocolate, ya que entonces saldrá de una pieza y no corremos el riesgo de estropear los círculos...

Metemos en la nevera unos 15 ó 20 minutos para que solidifiquen.



Retiramos con cuidado de la bandeja, y decoramos para su presentación como más nos guste...



¡Y listas para regalar!

¡Besitos!


jueves, 26 de febrero de 2015

BIZCOCHO DE CALABAZA Y CHOCOLATE CON FORMA DE CORAZON

Este otoño me regalaron una calabaza, y estuve haciendo varias recetas, como estas Empanadillas de Calabaza y esta rica Crema de Calabaza.

Ahora le toca el turno al punto dulce, con un BIZCOCHO DE CALABAZA Y CHOCOLATE.



La idea es de las chicas de Kanela y Limón, que el año pasado me dejaron con ganas de hacerlo, así que en cuanto me vi con la calabaza en mis manos me dije... "De este año no pasa". Fue para Halloween, con un cortador en forma de calabaza. Pero no quedé contenta con el resultado. No por el sabor, que quedó riquísimo, sino por el dibujo, que se perdió al hornearlo...
Así que me pareció que San Valentín era na buena ocasión para repetir... Sobre todo, porque me había quedado puré de calabaza para otro bizcocho, y estaba esperándome en el congelador...

En primer lugar, deciros que uno de los ingredientes es bizcocho de chocolate previamente hecho. Podéis hacerlo en casa o podéis comprarlo hecho si no os da tiempo de hacerlo antes (yo opté por esta opción).

Además, necesitaréis un cortador bonito para sacar el dibujo de dentro del bizcocho. 

Dicho esto, necesitaréis:
- bizcocho de chocolate
- cortador de galletas
- 100 gr. puré de calabaza
- 100 gr. mantequilla
- 100 gr. azúcar
- 3 huevos
- 150 gr. harina
- 10 gr. levadura química (tipo Royal)
- colorante naranja (opcional)

Primero hacemos el puré de calabaza. He troceado la calabaza y con una pizca de sal la he puesto 4 minutos en el microondas a máxima potencia. Con 150 gr. de calabaza cruda me han salido unos 100 gr. de puré.

Mientras se atempera, vamos cortando el bizcocho de chocolate con el cortador elegido. Yo compré el bizcocho que viene preparado para hacer tartas, que al ser tres planchas finas me pareció muy cómodo para cortar.


He utilizado tres planchas.

Reservamos, ponemos el horno a 160ºC y comenzamos a preparar el bizcocho de calabaza. 

Primero batimos la mantequilla y el azúcar juntos hasta que la mezcla blanquee.


Añadimos los huevos, de uno en uno y mezclando bien cada incorporación.


Ahora la mitad de la harina, que a mi me gusta tamizar siempre.


Se incorpora el puré de calabaza. Si es de un naranja muy pálido, podemos añadirle colorante alimentario para darle "alegría" y que el bizcocho quede de un naranja inconfundible.

Añadimos por último el resto de harina con la levadura.

La primera vez que hice esta receta, en el molde de bizcocho puse una primera capa como de 1 cm. de masa de bizcocho, y después los recortes de bizcocho de chocolate. Pero el bizcocho subió y con él las calabazas, y quedó regulín...



Así que esta vez he pensado aprovechar ese efecto con los corazones...

Vertemos el  resto de la masa en el molde, e introducimos al horno unos 50 minutos (dependerá de cada horno).

Cuando esté listo (si le pincháis una aguja de cocina saldrá limpia) lo dejamos enfriar unos 15 minutos.

Desmoldamos y dejamos que siga enfriándose sobre una rejilla.

Y ya sólo queda servirlo y comerlo cuando nos apetezca. Aunque éste bizcocho tenía un destino muy especial, ya que nos fuimos de finde a Sevilla a casa de mis cuñados.



La única pena es que al trasladarlo se abrió un poco por el centro...

Os recomiendo hacerlo, porque sale riquísimo!!


¡Besitos!



martes, 11 de febrero de 2014

CORAZONES DE AZÚCAR

Estas Navidades he disfrutado muchísimo de un libro que acababa de salir: Las Recetas de la Felicidad, de Sandra Mangas...

Quienes estéis al tanto de los cocineros de la blogosfera sabréis quién es... Para los que no, os cuento que es la autora del blog La Receta de la Felicidad, y que sus recetas tienen una originalidad en su presentación que las hace doblemente buenas, como sus famosos brownies en cáscara de huevo en los que yo me inspiré para este desayuno en Pascua el año pasado...

Una de las cosas que me llamó muchísimo la atención son los azucarillos de colores que enseña a hacer. Y qué mejor ocasión que San Valentín para ponerla en práctica...


Para hacer los azucarillos necesitamos:
- 220 gr. Azúcar Blanco
- 1 cucharadita Agua
- Colorante (opcional)
- Moldes con formas: como se acercaba San Valentín decidí hacerlos en forma de corazón, pero vale cualquier molde que tengáis en casa y que sea apto para microondas.


Mezclamos el azúcar con el agua, removiendo hasta que todo el azúcar tenga un aspecto como de arena mojada.


En lugar de colorear todos los terrones, decidí comenzar haciendo corazones blancos...

Hay que llenar cada hueco con azúcar apretando bien con los dedos, para que no quede ningún hueco por dentro. Si no, al desmoldarlos os encontraréis con los huecos que han dejado las pequeñas burbujas de aire...


Seguimos con el resto del azúcar, al que le añadimos el colorante elegido y mezclamos.

Al utilizar yo colorante en gel, cuesta un poquito más que se integre todo, pero con un pelín de paciencia queda perfecto...


Para colocar ahora el azúcar coloreado conviene poner una servilleta de papel sobre los azucarillos blancos, para que no caiga azúcar rojo sobre el blanco.

Con la misma lengua con la que hemos mezclado los ingredientes retiramos el exceso de la mezcla para que la superficie por este lado quede plana y lisa.


Sandra Mangas nos propone dejarlos secar en un lugar seco una hora mínimo. Pero con la "Ciclogénesis Eléctrica" que tenemos encima hay una humedad tremenda, así que he optado por el "plan B": introducir en el microondas a potencia máxima 45 segundos.

Los sacamos y dejamos unos minutos antes de desmoldar. Colocamos un plato o recipiente plano encima (yo he utilizado una bandeja cubierta con papel de horno), giramos con rapidez y desmoldamos...

Y ya podemos guardar en nuestro azucarero...


...preparados para endulzar un té mientras disfrutamos con un buen libro


Como veis, tener estos azucarillos tan monos no requiere mucho. Lo más complicado creo que es decidirse por la forma y el color.

Además, siempre podéis adaptaros a cada ocasión, poniéndole a los ingredientes lo que queráis: unas gotas de zumo de limón, por ejemplo, colorante amarillo y un molde en forma de gajos de limón, y tenemos un toque especial para endulzar ese "Té con limón y canela" que tanto me gusta a mi... :-D


¡¡Besitos!!

lunes, 18 de febrero de 2013

CRYSTAL COOKIES

Seguramente muchos de los que sois aficionados a las galletas ya las habréis visto antes por la web, o incluso las habréis hecho...



Yo, la verdad, no las descubrí hasta después de Navidad, y justo después de haber hecho Galletas Especiadas para colgar en el árbol el día de Reyes. Y gracias al blog Azucarillos de Colores descubrí estas bonitas galletas.

Así que como ya había perdido la oportunidad para Navidades, había que buscar otra fecha para hacerlas.... Y la primera que salió en el calendario me pareció estupenda: San Valentín, y unas galletas con "cristal" en rosa y en rojo....

Así que aquí me tenéis. Manos a la masa otra vez con una nueva receta que hornear. La receta que sigo es la de Azucarillos de Colores, con la diferencia de que he cambiado la harina de trigo refinada por harina de trigo integral, por aquello de experimentar....



La mantequilla debe estar a temperatura ambiente. Claro que si el ambiente de la cocina es casi como el del frigo (como fue mi caso), le podéis dar un toque de microondas en función descongelación.

Primero mezclamos la mantequilla con el azúcar glas. Batimos bien con las varillas.



Luego le añadimos el huevo, y a seguir batiendo.



Una cucharadita de aroma de vainilla, y seguimos batiendo.



Y por último, la harina, poco a poco y tamizada, que ahora mezclamos con la punta de los dedos.



El otro día en Canal Cocina, Amanda Laporte estaba haciendo masa a mano, y aconsejaba hacerlo con una sola mano, para tener la otra libre para ir añadiendo el resto de ingredientes, como la harina, que se añade poco a poco. Y la verdad es que me ha resultado muy útil. Por supuesto, estoy muuuuy lejos de su pericia, pero al final me resultó muy cómodo.

Cuando está la masa con textura desmigada, envolvemos en papel film y dejamos reposar. Por cuestión de horarios yo la dejé en el frigo un día, pero con una hora es suficiente.

He preparado los cortapastas para hacer las galletas. Por un lado, una galleta con forma de corazón, y un centro de caramelo en forma de estrella pequeña. Y la otra va a ser redonda, y con un corazón de caramelo relativamente grande. Para seguir experimentando con más o menos caramelo.....



Extendemos la masa sobre una superficie lisa y enharinada, con un rodillo.

Cortamos las galletas. Primero el cortapastas exterior y luego el interior. Y si levantamos las galletas en crudo con pericia, probablemente nos queden los recortes del centro de cada galleta, que podemos mezclar con el resto de la masa o poner en la bandeja del horno para hornear.



Colocamos las galletas sobre la hoja de silicona o sobre cualquier superficie antiadherente. Colocamos los caramelos en los huecos. Si el hueco es pequeño, troceamos.



Con el horno ya caliente, a 170ºC, cocemos las galletas durante 10 minutos.

Al sacar, en vez de pasar directamente a la rejilla, hay que esperar a que el caramelo solidifique. Para que la galleta no siga cociéndose, retiramos la hoja de silicona de la bandeja con cuidado, que sigue caliente, y colocamos sobre una superficie fría.




Todavía me pregunto por qué el caramelo rosa salió naranja del horno....

Y ahora, a ponerlas todas juntitas para un desayuno de San Valentín.




¡¡¡Besitos!!!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...